Kaizen Management System (KMS)

El Kaizen Management System (KMS) es el resultado de más de 20 años de trabajo: un metamodelo de mejora continua (Lean) que estructura de forma coherente la filosofía y las metodologías necesarias para impulsar a cualquier organización hacia un modelo Lean de Excelencia en sus operaciones.

El objetivo final es introducir en las organizaciones una cultura de mejora continua de la Calidad, el Coste y el Servicio al Cliente, y por supuesto conseguir resultados financieros sostenibles. Es un modelo de gestión empresarial que integra herramientas de mejora continua en el Flujo Productivo, en el Mantenimiento de los Equipamientos, en la Calidad de los Productos y de los Servicios de Apoyo. Su aplicación es válida para empresas de todos los sectores, y sirve de base para el desarrollo de modelos de mejora continua adaptados a cualquier empresa u organización en función de sus características particulares.

Un modelo de mejora continua está constituido por tres grandes elementos:

  • Misión y Objetivos
  • Herramientas de Mejora
  • Principios Fundamentales

Misión y Objetivo

La misión de un sistema Lean de mejora continua es promover el desarrollo de la organización de forma que se garantice su competitividad y la obtención de una posición de excelencia.

Para esto es necesario implicar a todos los colaboradores en actividades de mejora dentro de una estrategia clara. Los objetivos deben estar siempre constituidos por indicadores en términos de calidad, coste y servicio al cliente. Cada empresa deberá definir su misión y objetivos estratégicos en términos de mejora continua.

Herramientas (Qué y Cómo)

El segundo gran elemento del sistema son los modelos y las herramientas de mejora a adoptar (“qué”). Durante muchos años las empresas han intentado implantar herramientas de forma aislada tales como 5s, SPC (resolución estructurada de problemas), SMED (cambio rápido de útil) o automantenimiento, sin definir los objetivos estratégicos y sin cuidar la implicación de todos los niveles jerárquicos. El factor común en la mayoría de los casos es la falta de sostenibilidad y la degradación progresiva del sistema.

Por supuesto, escoger y adoptar a ciegas el modelo y las herramientas de Toyota rara vez da buenos resultados. Los modelos y herramientas de mejora deben seleccionarse después de un proceso de reflexión, teniendo en cuenta los objetivos estratégicos, la realidad de la empresa, etc. El modelo de Kaizen Institute agrupa las herramientas necesarias en cuatro grandes grupos: gestión de flujos (de materiales e información), mantenimiento de los medios (TPM), control de calidad y Lean Office (procesos administrativos).

Para conseguir un sistema sostenible es necesario pensar en “cómo” aplicar las herramientas. A esto lo llamamos en Kaizen Institute la “Gestión del Cambio”: es necesario desarrollar la capacidad interna de cambio, sentando las bases para crear una organización que dé soporte a los procesos de cambio asociados a la aplicación de las herramientas, en vez de dificultarlos.

Principios Fundamentales

Por último, tenemos los principios o valores fundamentales del sistema, que nosotros denominamos Fundamentos Lean/Kaizen, y que son la base de todo el sistema. Los fundamentos Lean son un conjunto amplio de elementos, cuya descripción detallada no es el objetivo en este momento, pero que en todo caso se basan principalmente en dos aspectos: búsqueda y eliminación permanente de todo aquello que no añade valor al proceso o servicio (“Muda”) e implicación de todas las personas.