Escuchar la voz exterior para reimaginar la moda

Escuchar la voz exterior para reimaginar la moda

¿Habrá un Tesla en el futuro de la moda?

Por John S. Thorbeck

¿En qué punto estamos en el camino hacia una transformación en la moda? En este año de disrupción con proporciones casi bíblicas, ¿cuáles son las posibilidades de redención en esta era de crecimiento perdido?

¿Las teorías de innovación disruptiva y destrucción creativa nos permiten comprender las pérdidas y ganancias económicas, explicando por qué el cambio empresarial es tan lento y costoso, incluso en una crisis? Para una mejor comprensión del proceso de cambio, consideremos estas cuatro fases muy humanas y dónde podemos encontrarnos, tanto como individuos como como empresas.

En primer lugar, en una pandemia, naturalmente tememos las fuerzas que nos amenazan. De hecho, lo intentamos hasta que nos vemos obligados a reconocer que lo que antes funcionaba, ahora está destruido. En segundo lugar, al ser cogidos por sorpresa, somos ahora los que nos hemos quedado ciegos, incapaces de tener una idea sobre lo que sigue a continuación. Tercero, dentro de los límites de nuestra experiencia y recursos, comenzamos a buscar más allá de nuestros conocimientos previos. Se escucha la voz exterior. Y finalmente, al renovar, lo viejo no se abandona. Hacemos un puente sobre lo desconocido, integrando nuevos conocimientos para lograr algo nuevo.

¿Es este un reflejo de la moda en la tormenta de la reinvención? ¿Dónde estamos ahora mismo? Personalmente, creo que estamos en la etapa de búsqueda y escucha de la voz exterior. Hemos aliviado las explicaciones convenientes para un retorno controlado a la seguridad: nuevos calendarios, reinvención de la compra, automatización, compartir, ver ahora/comprar online, corrección del tamaño de inventario, cierre de tiendas y digitalización completa. El exceso de cosas y la promoción burlan todas las limitadas recetas para revivir el negocio de la moda.

La moda se da cuenta ahora de que no puede salvarse a sí misma, como si una nueva ola de nuevos looks, siluetas y colores pudiera corregir un ciclo descendente. Si usted es un lector habitual de los medios de moda, conoce las opiniones de los CEO's, diseñadores, activistas y celebridades con respecto a la corrección de la industria. Unidos en la preocupación, no hay consenso para un ecosistema caído que debe ser reimaginado para volver a la relevancia y la prosperidad. La moda, en resumen, debe adaptar el aprendizaje de otras industrias e individuos, especialmente en electrónica, automóviles y entretenimiento. 

Aunque hay numerosas iniciativas a elegir, pocas están directamente relacionadas con el valor de mercado y la generación de capital. El proceso - o innovación arquitectónica – consiste en cómo las piezas del puzzle, encajan de una nueva manera. La moda está muy fragmentada a nivel mundial y está ampliamente organizada según sus componentes y niveles de suministro. El resultado es una arraigada rigidez para obtener el menor coste, que es el principal obstáculo para lograr una mayor velocidad, agilidad y reducción de riesgos. Los beneficios de ser rápido, Lean y flexible son un serio desafío cultural que aún no ha sido superado o demostrado a ninguna escala.

Afortunadamente, mientras la industria de la moda se enfrenta a sus límites, hay inspiración para reemplazar el viejo arbitraje basado en el coste. La dependencia de la mano de obra de bajo coste, las plantas, los subcontratos y los países son ahora una vulnerabilidad. En las investigaciones y casos del último decenio en Stanford, el profesor (emérito) Warren H. Hausman y yo hemos demostrado que la ubicación no importa para la adopción de estrategias de aplazamiento. Incluso a niveles modestos, la mejora de la flexibilidad de los proyectos de suministro en términos de capitalización del mercado es del 30% a casi el 40%. Esta ventaja económica ascendente es un nuevo arbitraje, que supera los costes más bajos, los altos volúmenes y los largos leadtimes.

Por último, la sostenibilidad merece una definición detallada. Al igual que la calidad en la industria automotriz en la década de 1980, el desafío de nuestros tiempos es lograrlo con menos coste y riesgo. Hoy en día, Tesla produce vehículos eléctricos a un volumen que reduce el coste de las baterías y la energía eléctrica. La moda debería hacer lo mismo con los productos y prácticas sostenibles que impulsan la demanda a costes y precios más bajos. Nuestra experiencia en Stanford apoya un proceso que también es más rentable, implementando menos inventario y cero desperdicio. De hecho, para eliminar el exceso de producción, las nuevas herramientas de diseño virtual en 3D se vincularán a las fábricas con algoritmos para gestionar el riesgo de inventario. Como ejemplifica Elon Musk, el tema de los individuos, y los líderes de estas empresas de fabricación y datos, están iluminando el camino.

La sostenibilidad es lo que vincula la moda con otras industrias, el propósito compartido y el capital financiero. Todas las industrias son, en última instancia, competidores en capital, y este patrón está cambiando. Las finanzas, de hecho, son una fuerza e incentivo importante para el cambio. Los criterios de los inversores emergentes por parte de los mayores gestores de fondos del mundo para ordenar que las nuevas medidas no financieras, conocidas como métricas ESG (ambientales, sociales y de gobierno) o fondos de pensiones, pasen de la evaluación del riesgo y el rendimiento a una igual ponderación del riesgo, el rendimiento y el impacto son ejemplos de estos incentivos. Estas medidas firmes, de mercado y sociales afectan a todas las marcas de moda y de venta minorista si desean tener acceso a capital para la sostenibilidad y el crecimiento.

El 22 de octubre, el evento Reset Fashion se llevará a cabo para reunir a la industria de la moda, la cadena de suministro y expertos en la disrupción de la IA. Pasar del stock muerto a la personalización masiva es el camino hacia cadenas de suministro más rentables y sostenibles. Únase a nuestro panel de expertos Ahmed Zaidi, Gonçalo Cruz, James Stewart, John Thorbeck y José Pires: Inscripción gratuita en: kaizen-insights.com/reset-fashion

La Moda - la primera industria globalizada - puede movilizar a una nueva generación que ya está comprometida con los valores para mejorar nuestro planeta. Con la acción colectiva, las marcas pueden evolucionar desde el cumplimiento del principio de "no hacer daño" a un impacto social positivo en las comunidades de proveedores y en las vidas humanas. La fórmula, tanto para el mercado como para el capital social, es innovación de procesos + data science. Es, de hecho, tecnología social tanto para los valores como para el valor. El Textil, nuestra Escuela para la Globalización, puede volver a reimaginar el capitalismo.

Recent Posts

 

¿Está interesado en los servicios de consultoría de Kaizen Institute?

Ayudamos a los clientes a lograr grandes resultados al poner en práctica paradigmas disruptivos.

¿Está interesado en las formaciones de Kaizen Institute?

Las formaciones de Kaizen Institute incluyen aprender la teoría, ponerla en práctica tanto en ejercicios como aplicado a su realidad y su gemba

Newsletter

Reciba las últimas noticias sobre Kaizen Institute. Suscríbase ahora.

* campos necesarios

arrow up